La decisión de Juana Mir, novela corta ganadora del Premio Ramiro Pinilla 2020



 


 
 
 Diario Vasco, 8 de noviembre de 2020 (Kazetariak Ramiro Pinilla sariaren gainean aritzen du artikulo osoan  baina apenas aipatzen du Juana Miraren izena, eta ez du egiten inolako erreferentziarik Iruñako kazetari errepresaliatutaren kontakizun mingarriari buruz... pena baina)

 
La decisión de Juana Mir en Cadena Ser Programa "Hoy por hoy" presentado por Azul Tejerina.
 
Escucha el audio del día 16 en El encantador de palabras en Radio Popular - Herri Irratia con Asier Muniategi
 
Escucha el audio de programa Iflandia en Radio Euskadi  (EITB) con  Félix Linares y Kike Martín

Ver video del magazine en directo, Telebilbao con Mª Jesús García en el programa Revista Semanal para presentar  La decisión de Juana Mir a partir del minuto 52,59.
 

Juan Mari Aburto Rike, alcalde de Bilbao, recibe a la escritora Ascension Badiola, con motivo del premio Ramiro Pinilla concedido a la novela La decisión de Juana Mir. En la entrevista, Ascension plantea la posibilidad de incluir a Juana Mir en el callejero bilbaíno y de crear un premio de novela que sea otorgado por el ayuntamiento de Bilbao para completar el resto de modalidades literarias de ensayo, cuentos y poesía, ya existentes. Dos propuestas que serán tenidas en cuenta por este alcalde, que ha dado muestras sobradas de estar preocupado por la cultura de la ciudad, así como por dar visibilidad y protección a la mujer en el ámbito municipal.
 


 

 


Escritoras interesantes: Txani Rodríguez y su novela "Los últimos romáticos"

 

 

 


La protagonista, Irune, una trabajadora de una fábrica de papel, es en apariencia una mujer triste y solitaria y, sin embargo, hay en sus acciones grandes dosis de solidaridad. Ella se implica en la vida de su vecina Paulina, con el fin de ayudarla en su drama particular y, también, en el mundo laboral, al unirse a un grupo de huelguistas que luchan contra el fantasma del cierre fabril, aunque ello ponga en riesgo inmediato su puesto de trabajo.

Irune no cree en la amistad, cree en el interés bilateral de un encuentro, que dura tanto como ese interés dure, antes de que la amistad se vuelva humo y se esfume. Por eso, llama la atención que la protagonista tenga su propio sentido del humor y del romanticismo, que telefonee y pregunte por un horario de tren al que parece que nunca subirá y sólo para escuchar una voz conocida. Ella cuelga y vuelve a llamar tantas veces como sean necesarias para escuchar la voz del mismo operador, Miguel María, el personaje que recoge toda esa soledad de Irune con una leve pincelada de amor o de amabilidad.

La novela recupera ambientes olvidados, colores grises, olores fabriles, la lluvia en los paraguas de los obreros, la amenaza del cierre patronal, el drama de las familias que se quedan sin trabajo.

El hilo conductor de esta historia es la tensión que nos lleva de la mano ante la tragedia que se aproxima con pitido de locomotora y te atropella.

Yo no había leído a Txani Rodríguez hasta ahora, pero he descubierto una enorme escritora que describe personajes muy originales y hace protagonistas a personas que viven entre nosotros con una prosa amena, que a ratos te hace reflexionar, y a ratos, sonreír y después, cuando ya has terminado la novela, regresa a tu cabeza y golpea suavemente para hacerse un hueco en el corazón.  

Una novela deliciosa. Los últimos románticos de Txani Rodríguez, publicado por Seix Barral.

                                                                                     Ascension Badiola