La Dama Duende de Calderón de la Barca



El Teatro Barakaldo ha traído este fin de semana dentro de excelente programación teatral a La dama duende de Calderón de la Barca, una obra que estrenó el Teatro Español en el Festival de Alcalá, días antes del fallecimiento de Miguel Narros, el director de esta obra y nombre esencial de las artes escénicas de los últimos tiempos.

Las obras teatrales del siglo de Oro siguen divirtiendo al público casi cuatrocientos años después, en parte supongo, porque representan enredos amorosos, intrigas caballerescas y trasnochados duelos que trasladan a mundos pretéritos al espectador, ávido de un rato de diversión y de escapar del proceloso día a día, sentado en su butaca de patio o de platea y en parte, por su vigencia a día de hoy al mostrarnos la forma que tenían las mujeres de aquella época dorada de hacer valer sus derechos, frente al rigor del intocable honor masculino, todo ello aderezado con luchas de capa y espada, constante entrada y salida de personajes a escena, agilidad y buen ritmo.

La dama duende nos cuenta el deseo que una joven viuda tiene de conquistar al íntimo amigo de uno de sus hermanos varones, hermanos que le vigilan celosamente. La joven desea tener libertad y poder acercarse al hombre del que está enamorada y para superar la vigilancia masculina que la mantiene encerrada, de riguroso luto, en la casa familiar, inventa una ingeniosa forma de hacerse pasar por un duende que muda los objetos de sitio de la habitación del amado para relacionarse con él, de una forma mágica y misteriosa.

Este montaje de la obra de Calderón, en versión de Pedro Víllora, cuenta con un reparto de ocho actores y actrices, encabezados por Diana Palazón, en el papel de Doña Ángela (la joven viuda),  de Chema León, como Don Manuel (el amado), y Marcial Álvarez, encarnando a Don Luis (el hermano celoso y vigilante).

En un escenario bien montado, con constantes cambios de decorado, música de Luis Miguel Cobo y una escenografía de calidad, un potente y dinámico Chema León, actor no demasiado conocido, como todos aquellos que eligen la vía del teatro, alejados del entorno mediático y de los focos, aunque haya intervenido en series de televisión como Hospital Central, o Amar en tiempos revueltos, merece, a mi juicio un aplauso extra por su buena voz y su excelente presencia en el escenario interpretando el papel protagonista de don Manuel con energía y profesionalidad.  También fue destacable el papel de Diana Palazón, una actriz con ocho películas y varias series de televisión a sus espaldas, que ya lleva un buen recorrido en teatro desde 1996, en obras tales como La sospecha o Don Juan Tenorio, entre otras.


Una vez más, buena programación teatral la del Teatro Barakaldo para un aforo cada vez más lleno y con mayor número de clientela fiel. 
                                                                                   Ascension Badiola

No hay comentarios:

Publicar un comentario