Viajamos por las librerías más curiosas del mundo y nos llevamos un libro


Librería Aqua Alta en Venecia. Pese a ser una de las ciudades más bellas del mundo donde el patrimonio artístico florece en cada rincón, sorprende el no encontrar escritores, al menos yo no conozco ninguno, a excepción de Giacomo Casanova, sin embargo, hay docenas de novelas ambientadas en este rincón inundado por los canales de la laguna pantanosa en el mar Adriático, entre las desembocaduras de los ríos Po y Piave. Sin embargo, propondremos, a falta de uno, dos autores que ambientan sus novelas en Venecia: Giorgio Bassani, que introduce Venecia en El jardín de los Finzi-Contini (1962); Thomas Mann, autor de la obra maestra La muerte en Venecia



Librería Cook and book en Bruselas. Joseph Henry Honoré Boex, que firmaba bajo el seudónimo de J.H. Rosny y La muerte de la tierra (publicado por Nadir en 2012). Otro novelista nacido en Bruselas que no necesita presentación es Julio Cortazar. Cualquiera de sus obras derrocha originalidad, pero mi preferida es la colección de cuentos Todos los fuegos el fuego. Nos los llevamos todos.



Libreria Ateneo en Buenos Aires. Hay tantos, que no sé por donde empezar. Si alguna ciudad es literaria, Buenos Aires se lleva la palma. Elegimos los libros de Ernesto Sábato, que nació en Buenos Aires en la localidad de Rojas en 1911 y sus novelas “El Túnel” 1948, “Sobre Héroes y Tumbas” 1961; Jose Luis Borges, el gurú de la literatura bonaerense y en lengua española: nos llevamos El aleph



Librería Lello en Oporto. José Saramago nació en la freguesia la Azinhaga (municipio de Golegã, en el distrito central del Ribatejo, Portugal) y voy a recomendar de él la obra que más me ha gustado Memorial del convento, una joya.


Librería Puro Verso en Montevideo Uruguay. Por supuesto, elegimos a Mario Orlando Hardy Hamlet Brenno Benedetti Farrugia, conocido por Mario Benedetti, escritor uruguayo. Recomiendo cualquiera de sus obras, cualquiera de sus colecciones de cuentos, pero mi preferida es, sin duda, la novela: Primavera con una esquina rota


Librería Cafe Roma. Andrea Camilleri no es romano, es siciliano, pero es mi escritor italiano preferido porque sabe combinar en sus novelas el misterio policial con la pura ironía. Escritor inteligente del que se puede recomendar cualquiera de sus obras, entre ellas El ladrón de meriendas.


Libreria Mastricht en Holanda. Cornelis Johannes Jacobus Maria (Cees) Nooteboom (La Haya, 31 de julio de 1933), es un novelista, ensayista, poeta, traductor e hispanista neerlandés.Reconozco no haber leído nada de él. Lo siento. Tendré que aprender holandés. No he encontrado ninguna traducción de su extensa bibliografía.


Libreria Nemaworkshop Despreso en Manhattan N. York.  Paul Bowles y su famosa novela, llevada al cine, El cielo protector (1949). La que más me impactó a mí fue  El Diario de Tánger 1987-1989 (1991) que ofrece una crónica de su vida en Marruecos.





Printed matter edit shop N. York. En esta ocasión en vez de novelistas vamos a elegir a un dramaturgo, el neoyorkino Arthur Miller y su obra ineludible El arzobispo (1977), basada en la persecución de los escritores disidentes soviéticos.


Libreria Rizzoli bookstore N.York.  Otro autor: no es neoyorquino, es de New Jersey, pero cómo no llevarnos su trilogía de Nueva York. No es solo el nombre, es que en su obra hay arquitectura narrativa (espejismos,  digresiones, metaficción), además de  obsesión por la desposesión y el vagabundeo, especialmente en El Palacio de la Luna. Nos llevamos sus libros porque son de lectura obligada.


Libreria Shakespeare & Company en Paris. Nos llevamos un libro imprescindible, la compilación de las siete novelas editadas bajo el título En busca del tiempo perdido de Marcel Proust. 
Seguiremos buscando. 

Siempre entre libros.






















1 comentario: